domingo, 29 de agosto de 2010

Restaurando nuestro Templo ***** EL PROFETA HAGEO

Origen del Profeta Hageo: no se conoce, no se sabe quiénes fueron sus padres, solo se nombra en Esdras.

Significado: su nombre significa mi fiesta o festividad

Contenido del libro:

b) Cuatro apelaciones de Dios al corazón. Dios apeló cuatro veces a los judíos a que consideren sus caminos. El significado literal de estas apelaciones era “meditar en el corazón acerca de algo”, lo cual era muy adecuado, pues el hombre toma siempre las decisiones en su corazón. Los pasajes que hablan de esto son los siguientes: 1:5-7; 2:15,18

I. Hageo 1: 1-15: Primer mensaje: EXHORTACIÓN A EDIFICAR LA CASA DE DIOS.

Estos versículos hablan de la necesidad de reedificar el templo. En el A.T el templo era la casa, la edificación, la mole de material, en donde Dios mostraba su Gloria. En el N.T el templo es mi cuerpo, mi vida, son el templo del E. S. y ese templo muchas veces tiene partes que están en ruinas y necesitan ser reedificadas, no es lo mismo edificar que reedificar. Esdras 1- 1 al 4 Podemos ver que el rey Ciro ordena al pueblo a que vuelva a Jerusalén y pide a los de alrededor que les ayuden con oro, plata, ganado, el mismo rey devuelve los utensilios que Nabucodonosor se había llevado y puesto en la casa de sus dioses. Ciro les ordena que reedifiquen el templo, no la ciudad. Conocemos la historia, Zorobabel y Josué el sacerdote comienzan con el pueblo a reedificar el templo, y vemos como los enemigos, siempre el enemigo está alrededor como león rugiente buscando a quien devorar, vemos como los denuncian y los atemorizan para que dejen de trabajar en el templo. El pueblo se desanima y comienzan a trabajar en sus propias casas, las tapizan con madera, que seguramente era para el templo.

ES EN ESTE MOMENTO EN QUE APARECE HAGEO y Dios le índica a Hageo diciendo: Este pueblo dice que no ha llegado el tiempo. Fijémonos que el Señor le dice a Hageo: “este pueblo” no dice como antes decía: “mi pueblo” que tristeza, verdad el Señor debe cambiar el trato con el pueblo por la desobediencia y Dios por medio de él les pregunta: ¿es para vosotros tiempo de habitar en vuestras casas artesonadas, y esta casa está desierta? Las casas en ese tiempo eran de rocas grandes, y con la madera tapaban la roca y quedaban lujosas. Nosotras a veces hacemos lo mismo, tapamos la Roca que es Cristo, no dejamos que se vea, y no las tapamos con cosas malas, tal vez son reuniones, actividades, pero que tal vez no lo hacemos para el Señor, tal vez es para nuestro yo, o para que nos vean que trabajamos. Hageo los reprende y les dice: “Meditad bien sobre vuestros caminos” porque si en nuestro Templo no dejamos actuar al Espíritu Santo pasa lo que dice en el Vers. 6 Sembráis mucho y recogéis poco. El profeta vuelve a decir: “Meditad sobre vuestros caminos” y creo que el profeta nos da una receta infalible: “Subid al monte, y traed madera, y reedificad la casa y pondré en ella mi voluntad y seré glorificado” si no subimos a buscar la presencia de Dios a buscar su voluntad, no podremos bajar a reedificar nuestro templo, para que Dios sea glorificado. Recordemos a Moisés, subió al monte y bajo con la ley de Dios para que el pueblo pudiera guiarse bajo la voluntad de Dios. El Señor subió un día al monte para ser crucificado y darnos vida eterna. El vers. 9 dice que corren a sus casas, estaban más interesados en procurar sus propios intereses, el profeta los compara a alguien que se apresura a cuidar lo suyo y descuida la casa de Dios, o sea el templo.

LUEGO VINO LA CATÁSTROFE ECONÓMICA con la sequia que Dios envió por la desobediencia del pueblo, y con nosotras pasa igual ¿verdad? Luego de la desobediencia viene el quebranto, hasta que volvemos a subir al monte a buscar la presencia de Dios en nuestra vida.

II Hageo 2: 1-9: Segundo mensaje: ALIENTO PARA LOS QUE REEDIFICAN EL TEMPLO

Vers. 12 dice que Zorobabel y el pueblo oyeron la palabra de Dios y temieron y despertaron y comenzaron a reedificar nuevamente la casa de Dios y creo que esta es otra receta para nosotras: oír, temer y comenzar a trabajar en el temor de Dios. Y el profeta les dice por mandato de Dios: YO ESTOY CON VOSOTROS. La respuesta del pueblo de arrepentimiento y obediencia permitió que el Espíritu de Dios les diera poder para realizar la obra. Esto debe ser una convicción para cada una de nosotras, creer que EL ESTA CON NOSOTRAS, que esto sirva para animarnos a seguir reedificando.

III. Hageo 2: 10-19: Tercer mensaje: FUERZA EN EL DESÁNIMO

En el cap. 2 comienza otra vez el desánimo, muy común en el pueblo de Dios, siempre eran inconstantes comenzaron a contemplar la reedificación y se desanimaron, no era igual al templo de Salomón, con todo su esplendor, empezaron a comparar y eso es muy de nosotras. Nuevamente el profeta habla, seguramente el había conocido el 1º templo, pues se deduce que cuando escribió esta profecía tendría más de 75 años, les dice: v. 4, 7 al 9 ESFUERZATE PORQUE MI ESPIRITU ESTA CON VOSOTROS, NO TEMAIS, FALTA POCO Y VENDRÁ EL DESEADO Y LLENARA DE GLORIA ESTA CASA Y DARE PAZ. Que iban a imaginar que el Mesías que ellos esperaban muchos años después iba a estar en ese templo que ellos estaban construyendo? Esta es otra receta pero con promesa, esfuérzate, falta poco estoy contigo, no temas. Que Dios maravilloso tenemos que a pesar de nuestra inconstancia esta con nosotras.

IV. Hageo 2:20-23: Cuarto mensaje:. RECLAMO DE SANTIDAD

El profeta procura mostrar que a pesar de la desobediencia del pueblo de haber interrumpido la obra y las bendiciones de Dios pero por su arrepentimiento Dios les concedía que comenzaran nuevamente. Les hace 2 preguntas : la 1º tiene el propósito de mostrar al pueblo que la Santidad ceremonial no se transfiere de persona a persona. Pero la 2º procura demostrar que el pecado si es contagioso. Hageo hace la aplicación: aunque el pueblo traía ofrendas y holocaustos pero no le interesaba la reedificación del templo esas ofrendas no eran aceptadas, el pecado de la desobediencia había contaminado sus ofrendas, sus buenas obras no podían transmitir limpieza espiritual.

Vers. 15 nuevamente la palabra del profeta: “Meditad en vuestro corazón, desde este día antes de poner piedra sobre piedra en el templo de Jehová” el vers. 18 vuelve a repetir “Meditad en vuestro corazón” a pesar de ser tan insistente el Señor procura hacernos volver a poner nuestra mirada sobre El, subir al monte a buscar su voluntad y comenzar a reedificar nuestro templo. Y dice la promesa: aunque todavía no veas los frutos ni la cosecha, DESDE ESTE DIA TE BENDECIRE

"Conocer la voluntad de Dios es el conocimiento más grande; encontrar la voluntad de Dios es el mayor descubrimiento, y hacer la voluntad de Dios es el mayor logro".
Marga

1 comentario:

Anónimo dijo...

La mejor reflexion que lei realmente, que el señor te bendiga mucho por tan sabias palabras!! y nos guie en su voluntar tan hermosa <3

Meditaciones Biblicas

Bienvenidos a todos!!! Espero que disfruten de las meditaciones y sean para edificación de cada uno

Seguidores